20 consejos, ideas y trucos para viajar barato

Viajar barato gastando mucho menos de lo que la mayoría de gente cree y manteniendo un estilo de vida bueno es posible. Hace poco vimos un artículo que publicaros nuestros compis de Sin Parar de Viajar donde 16 bloggers dan sus trucos para ahorrar viajando y creímos que es una idea buenísima así que hemos querido compartir nuestros truquillos.

En este artículo nos vamos a centrar en dar algunos consejos, trucos e ideas que te pueden servir para gastar menos mientras viajas durante un largo periodo de tiempo:

Consejos, ideas y trucos para viajar barato

Alojamiento: Consejos para dormir más barato 

1. Primero investiga por Internet los precios medios y luego, busca alojamiento cuando llegues a tu lugar de destino

En primer lugar esto te dará una idea del ratio de precios (lo más barato y lo más caro, que incluye cada precio, etc) y de las zonas donde se encuentran los alojamientos más económicos que se ajusten a lo que buscas, así puedes optar por llegar al lugar e ir directamente a la zona que te interese para ir de hotel en hotel preguntado hasta que encuentres lo que buscas.

Esto puede ahorrarte muchísimo dinero, ya que además de los hoteles que has podido ver online, hay cientos de hoteles y hostales que no están anunciados en Internet y que tienen unas tarifas muy económicas, y en países de Sudamérica o el Sudeste Asiático el coste baja mucho ya que los precios en el país son bajos

 

2. Si buscas alojamiento por Internet, compara hasta la saciedad y usa los filtros de las páginas para encontrar lo que buscas.

Hay que mirar varias opciones y comparar, usar los filtros para ayudarte a encontrar las características que buscas en una habitación, la zona dentro de una determinada ciudad, y el precio medio que estás dispuesto a pagar. Nosotros solemos usar dos páginas:

Booking.com: Para hoteles y hostales, que promete mostrar las mejores tarifas online, y hasta el día de hoy no hemos encontrado una tarifa mejor para el mismo hotel en otra web.

Es un motor de búsqueda muy potente porque permite filtrar las habitaciones por precio de menor a mayor para 1 o 2 personas (en la barra superior, pantallazo de abajo). Además permite filtrar por zonas dentro de una ciudad (e incluso visualizar los alojamientos en un mapa interactivo), los servicios que quieres en una habitación (desayuno, piscina, aire acondicionado…) (barra lateral, pantallazo abajo) y los resultados se muestran en función de estos parámetros. Además cuenta con un sistema de comentarios reales, que es un indicador muy importante de la calidad de un alojamiento.

Nosotros hemos conseguido una cuenta Genius gracias a la cantidad de reservas que hemos hecho en los últimos meses y cada dos por tres recibimos ofertas y tenemos acceso a alojamientos con descuento.

Un pequeño pantallazo de algunas cosas que he mencionado arriba:

 

bookiing explicación búsqueda hoteles baratos viajar barato

 

 

AirBnb: Es un servicio que permite alojarte en habitaciones en casas de locales y que se ha extendido por todo el mundo en los últimos años, esto tiene varias ventajas, la primera es que puedes convivir con locales en cualquier país, lo que hará tu experiencia mucho más única, además la mayoría de casas tienen cocina y lavadora que te permitirán usar, por lo que puedes lavar tu ropa y cocinar de vez en cuando para ahorrar un poquito mas, y normalmente la conexión Wifi funciona genial, porque es la que usan los que viven en la casa.

La página permite seleccionar un rango de precios pero no te permite ordenar los resultados de menor a mayor precio (un fallo), de esta manera puedes seleccionar habitaciones o casas de 0€ a 30€ pero no te mostrará los más baratos primero, también te permite filtrar por servicio (piscina, Wifi, etc) y tipo de alojamiento (habitación privada, compartida o casa completa), y te muestra un mapa interactivo con todos los alojamientos marcados para que puedas ver las zonas, por lo que es muy fácil encontrar lo que buscas.

Además el servicio funciona con un sistema de estrellas y comentarios que dejan los inquilinos a la persona que alquila la casa dando su opinión sobre diferentes aspectos del alquiler y el mismo propietario, y el propietario dará una valoración del inquilino, por lo que es una buena manera de hacerte una idea de la casa y la persona con la que tratas.

Un pantallazo explicando algunas de las cosas que explico arriba:

 

AIRBNB como buscar alojamiento viajar barato

 

 

Ambas páginas son muy fáciles de usar e intuitivas, y usadas correctamente te permiten ahorrar dinero en el alojamiento.

 

3. Trabaja a cambio de alojamiento

Hoy en día esta opción es cada vez más común, miles de viajeros trabajan a cambio de alojamiento , es un trueque, trabajas unas horas al día y a cambio te dan una habitación, y a veces también comida.

Hay varias plataformas que se dedican a ofertar estos “trabajos”, entre las más conocidas están:

WWOF (World-Wide Opportunities on Organic Farms) en una comunidad de granjas que promueven el ecologismo y han creado esta plataforma donde ofrecen trabajos de voluntariado en granjas de todo el mundo a cambio de alojamiento.

WorkAway en una web donde se hace un intercambio de trabajo por alojamiento, se ofertan miles de puestos que requieren personas para limpiar, ayudar con trabajos de construcción, dar clases de inglés, trabajar en huertos ecológicos, etc.

En ambos casos la ofertas varían de sitio a sitio, el tiempo que tienes que trabajar y el tipo de alojamiento que ofrecen a cambio. En ambas páginas tienes que darte de alta y pagar una tasa anual para poder acceder a las ofertas y funcionan con un sistema de valoración.

Nosotros no lo hemos probado pero conocimos unos viajeros polacos que habían estado un año en Sudamérica viajando con trabajos temporales de WorkAway.

 

4. Cuida una casa a cambio de alojamiento –  Housesitting

Cada día es más común en Reino Unido y Estados Unidos, y se está extendiendo rápidamente por otros países, el housesitting consiste en cuidar una casa mientras sus dueños están fuera con todo lo que ello conlleva, cuidar a los animales que tengan, regar las plantas, mantener el jardín y la piscina en buen estado, y todo lo que puedas imaginarte… Hay plataformas que se dedican a anunciar puestos de trabajo de este tipo como TrustedHousesitters.

La propia página verifica tu identidad por medio del pasaporte o carnet de identidad y te pide un informe policial que corrobore que no tienes antecedentes para la seguridad de las personas que buscan housesitters. No se pide ningún requisito laboral especial, cualquiera puede ser housesitter, aunque si hay que rellenar un formulario con tu experiencia a modo de curriculum, y cualquier experiencia con animales o en casas puede ser de ayuda, por lo menos para conseguir el primer trabajo, ya que luego funciona con un sistema de valoraciones, así que si lo haces bien y recibes una buena puntuación de los dueños de la casa es muy probable que empieces a conseguir más trabajos.

Hay que tener en cuenta que para hacer esto hay que ser muy flexible ya que hay que adaptarse totalmente a las fechas de los dueños de las casas.

 

5. Duerme de gratis

Esto de dormir de gratis no es lo nuestro pero hay una comunidad de viajeros muy adepta a este tipo de viajes y que consiguen viajar sin gastarse un euro. Lo hacen a través de plataformas como Couchsurfing, una comunidad donde hay personas que prestan su sofá o una cama de invitados para que algún viajero se quede a dormir gratis, las estancias suelen ser cortitas para no abusar de la hospitalidad de nadie y el invitado suele invitar a comer o cenar a su hospitalario anfitrión.

En la plataforma los usuarios tienen perfiles bastante completos y reviews de otros usuarios para que la persona que presta su casa pueda hacerse una idea de quien vendrá y el invitado, de la casa a la que irá. Muy parecido a AirBnb pero gratis y durmiendo en un sofá. Es una opción válida más para viajar barato y que gana popularidad día tras día.

 

6. Acampada libre

Perfecto para destinos de playa y montaña, es una manera genial de viajar y de ahorrar mucho dinero, una experiencia diferente que algunos tacharían de incómoda, nosotros acampamos durante 2 semanas por toda la costa andaluza de España y fue una experiencia inolvidable 🙂

 

Transporte: Consejos para moverte de la manera más económica

7. Usa el mismo transporte que usen los locales

Normalmente la gente que vive en un cierto lugar no se va a gastar más de la cuenta en ir de un sitio a otro, y esto ocurre en España, Japón o Australia, así que no te cortes y pregunta a los locales y en las agencias de información turística por el transporte que usa la gente que vive allí, los autobuses nocturnos, trenes de largo recorrido, etc.

Esto es una regla de oro que casi siempre funciona, hay veces que sale igual o solo un poquito más caro moverte de otras maneras, así que es bueno comparar, por ejemplo nosotros hace poco encontramos un vuelo de ida de Kuala Lumpur a Langkawi por solo 18€ por persona con AirAsia, una ganga, de hecho más barato que hacer el mismo recorrido en autobús y ferry, que cuesta unos 20€ por persona y dura 12 horas.

 

8.  Alquila una bici o moto para moverte por la ciudad.

En algunos lugares alquilar un vehículo es más barato que ir en transporte público dependiendo de lo que tengas pensado moverte, así que es una opción a valorar. Una moto en el Sudeste Asiático cuesta solo 4€ así que este es un ejemplo.

 

9. Haz AutoStop

Solo para valientes, no es algo que nosotros hagamos pero si hemos conocido viajeros que lo hacen, han recorrido miles de kilómetros y no han tenido ningún problema. Así que prepara el dedo y la sonrisa, alguien parará y poco a poco llegarás a tu destino.

 

10. Anda que te anda

Anda mucho, en vez de coger taxis o autobuses, prueba  a recorrer una ciudad “a pata”, descubrirás muchas más cosas y te ahorrarás mucho dinero a largo plazo.

 

11. Si vas a volar, compara hasta la saciedad.

Como ocurre con el alojamiento, volar puede resultar barato si sabes cómo y dónde buscar, hoy en día existen buscadores que te dan precios de miles de aerolíneas y agencias de viaje en 15 segundos, el más destacado, del que ya he hablado más veces y que todos conocemos es SkyScanner.

SkyScanner es una herramienta muy potente para buscar vuelos, que te permite buscar un itinerario concreto con fechas concretas, o ser mucho más flexible y mirar idas y vuelta en un mes completo para ver que día del mes es más barato volar, o incluso ir más allá y buscar vuelos desde un lugar concreto a un país entero, para ver donde es más barato volar, o incluso poner “cualquier lugar” en destino para ver los vuelos más baratos desde cierta ciudad a cualquier lugar del mundo.

 

En este pantallazo enseño de un vistazo como mirar lo que explico arriba:

 

skyscanner

 

Esto es super útil para conseguir vuelos muy baratos si viajas durante un largo periodo de tiempo y tienes flexibilidad de destinos y fechas.

// <![CDATA[
var uri = 'http://impes.tradedoubler.com/imp?type(js)g(21278936)a(2515115)&#039; + new String (Math.random()).substring (2, 11);
document.write('’);
// ]]>

Nuestro compi de Inteligencia Viajera ha publicado un mega tutorial para usar SkyScanner que es muchísimo más detallado que esto y que merece la pena mirar ya que da trucos muy interesantes para encontrar vuelos baratos.

 

Comidas: Consejos para comer fuera sin arruinarte

12. De vez en cuando cocina en casa

Créeme, cuando llevas meses viajando y comiendo fuera todos los días, no te importa cocinar. AirBnb es perfecto para esto, ya que los anfitriones suelen dar acceso a todas las instalaciones de la casa, incluida la cocina.

 

13. Llévate un camping gas

Dependiendo del tipo de viaje que hagas esto merece la pena o no, por ejemplo si viajas a Australia y Nueva Zelanda un camping gas te puede ahorrar mucho dinero, aunque sea solo en cafés (cuestan 5€ de media), hay países en los que no merece la pena como en el Sudeste Asiático, donde comes por 1 o 2€.

 

14. No desayunes fuera

Me encanta el desayuno, es mi comida preferida del día, pero es que los precios de los desayunos son abusivos en casi todos los lugares del mundo, excediendo los de la comida y cena… por eso es una buena opción buscar un alojamiento que incluya desayuno o comprarte 4 cosas y hacértelo tú mismo.

 

15. Come donde comen los locales

Incluidos los puestos de la calle, y vete a los sitios donde haya más cola, la cola garantiza que esté bueno, sea de calidad y sea barato, comer en los puestos de la calle siempre va a ser una buena experiencia, vas a probar platos cocinados por locales (seguramente abuelitas, y todos sabemos como cocinan las abuelitas…) y muy baratos!

 

16. Aléjate de las calles céntricas y muy turísticas

Con callejear un poco es suficiente para encontrar lo mismo mucho más barato. En Cuzco pasábamos de comer un menú por 10€ a 3€ en solo 5 minutos andando desde la Plaza de Armas, huye de los lugares turísticos y no te conformes con el primer restaurante que veas, anda un poco, mira varios y compara precios! 🙂

 

17. Mira la carta antes de entrar en el restaurante (incluyendo la bebida)

Esto puede parecer un poco cutre, pero es que mirando los precios antes de sentarte puedes comer lo mismo pagando 3 o 4 veces menos, sabes el precio medio, lo más barato, lo más caro, y así puedes decidir y hacerte una idea de lo que quieres y cuanto vas a gastarte. Menciono lo de las bebidas porque una vez en Roma nos cobraron 6€ por una CocaCola, y 5€ por el sandwich, vaya timo!

 

En general: Gastar menos diariamente

18. Fija un presupuesto y lleva un libro de gastos

La forma ideal de controlar cuanto te gastas y en que te lo gastas. Lo ideal al viajar durante un largo periodo de tiempo es calcular de cuanto dinero dispones en total, y asignar un presupuesto mensual y diario. Nosotros dividimos nuestros gastos en 4 categorías, a cada categoría le asignamos un porcentaje de nuestro presupuesto mensual que ha ido variando en los últimos 6 meses según nuestra experiencia y el destino al que viajamos. Estas son las categorías:

  • Día a día:  Aproximadamente 40 % de nuestro presupuesto mensual. Aquí incluimos los gastos para vivir: comer y beber, gastos de supermercado, lavandería, internet (aunque casi siempre tenemos Wifi alguna vez hemos tenido que ir a un Cyber), autobuses, taxis y metro para moverse por una ciudad, alquiler moto o coche para moverse por una ciudad, etc.
  • Alojamiento: Aproximadamente 30% de nuestro presupuesto mensual. Incluye los hoteles y casas donde nos alojamos.
  • Transporte de largo recorrido: Aproximadamente 24% de nuestro presupuesto mensual. Incluye el transporte para moverse de una ciudad a otra o de un país a otro; aviones, autobuses de largo recorrido, trenes de larga distancia, etc.
  • Extras: Aproximadamente 6% de nuestro presupuesto mensual. Incluye cualquier extra que queramos comprar que no forme parte del viaje en si mismo y sea un “capricho”, algo de ropa, pulseras, algún recuerdo, etc.

Vamos apuntando todo en un libro de gastos y si un día excedemos nuestro presupuesto día a día pues podemos ir gastando un poquito menos en los días posteriores para “recuperarlo”, y así vamos balanceando los gastos. A final de mes hacemos recuento total de gastos por categoría y vuelta a empezar, y después de salir de cada país hacemos un recuento de los gastos de ese país para hacernos una idea del presupuesto por país.

Uno de los recursos que usamos para calcular nuestro presupuesto cuando viajamos a algún país es Numbeo, una página donde se listan los gastos medios por ciudad y país de diferentes productos y servicios, te permite verlo en cualquier moneda y comparar diferentes ciudades, es super útil y muy fiable.

 

19. Consigue una tarjeta de débito que te permita sacar dinero en cualquier parte del mundo sin comisiones.

Nosotros tenemos la cuenta joven de Evo, solo te piden que tengas 28 años o menos en el momento de hacerte la cuenta, con su tarjeta de débito puedes sacar gratis en cualquier cajero del mundo 2 veces y luego solo pagas 1€ de comisión cada vez que sacas.

Aunque la mejor opción es una cuenta inteligente de Evo, que permite sacar todas las veces que quieras, nosotros no pudimos sacar esta porque uno de los requisitos era tener una nómina o pensión domiciliada (de mínimo 3000€), y nosotros este año hemos dejado los trabajos y no tenemos nómina.

 

20. Viaja con una maleta de mano y evita cargos de facturación

En esta segunda etapa del viaje hemos reducido nuestra maleta a la mitad, nos llevamos una mochila de 28 litros y otra de 33 litros (con una mochila más pequeña dentro para movernos por la ciudad), algunas veces facturamos por comodidad de llevar las cosas en varias mochilas, pero podríamos pasar sin facturar en la mayoría de aerolíneas. En viajes largos las maletas facturadas siempre van incluidas en el precio, pero en vuelos low cost puede ser que no, cada vez que volamos con AirAsia, la compañía de bajo coste que opera en Asia tenemos que pagar un cargo de facturación de unos 10€ para facturar 20 Kg, no parece mucho pero si sumas todos los vuelos durante un año puede ser bastante.

 

Y estos son nuestros consejos para viajar barato, son pequeñas cosas que en total te pueden ahorrar bastante dinero que puedes usar para viajar más tiempo o para comprarte algo bonito 🙂

No dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo

No dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo ve a por ello y punto

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes conseguir algo, ni siquiera yo, ¿vale?
Tienes un sueño, tienes que protegerlo.
Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes.
Si quieres algo ve a por ello y PUNTO.”

Se presentarán muchos momentos en la vida en los que querrás hacer algo complicado, ingenioso, épico, fantástico, inolvidable, arriesgado… simplemente algo DIFERENTE, y te encontrarás con muchas personas que te darán su opinión y te dirán que eso es imposible, que es muy difícil, que no te hagas ilusiones porque es una utopía, que si lo consigues vas a tardar años, en definitiva que no vas a poder conseguirlo… vaya bajón, ¿no?

Sigue leyendo